La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y refleja, casi siempre, el estado del interior. Para conseguir tener un aspecto sano y bello de manera natural, debemos mantener el organismo libre de tóxicos y asegurar una buena nutrición.

Hay una serie de órganos en el cuerpo que tienen como función mantenernos libres de toxinas, estos son los riñores, higado, intestitinos, pulmones y … la PIEL. Cuando el resto de estos órganos no cumplen correctamente su función, la piel es la encargado de eliminar las toxinas.

    Por todo ello debemos evitar la máxima cantidad posible de tóxicos:

  • Alcohol y café.
  • Alimentos manipulados, cargados de aditivos.
  • Disminuir o evitar la proteína animal, el azúcar, lácteos, grasas animales , bollería industrial, fritos, etc.
  • Consumir alimentos libres de tóxicos, como los ecológicos.
 

Una piel sana es el resultado de una alimentación de productos de temporada y locales de cultivo ecológico, con todas sus propiedades nutricionales, libres de pesticidas y transgénicos. 

 

NCR_Cosmetica_Natural_alimentacion