Durante siglos el rostro ha desempeñado un papel importante den le cuidado general del cuerpo; incluso los indios nativos de América y los antiguos egipcios utilizaban técnicas especiales para tratar esta zona. Por este motivo, es extraño que en las últimas décadas hayamos tendido a pasarlo por alto en los tratamientos de masaje. El masaje facial estimula la circulación, reafirma la piel, tonifica los músculos, aumenta el flujo linfático y ayuda a liberar endorfinas, la hormona de la felicidad –lo que explica porque tras recibir uno, nos sentimos y parecemos más jóvenes y seguros de nosotros mismos.

NCR_Cosmetica_Natural_Masaje_Facial

En el rostro se concentran casi 600 terminaciones nerviosas que podemos estimular. Según la medicina tradicional china, todos estos puntos están relacionados con distintos órganos, por lo que puede decirse que cuando nos damos un masaje facial, nos lo estamos dando a todo el cuerpo. La medicina china también sostiene que los canales de energía, conocidos como meridianos, no solo circulan por el cuerpo sino también por la cara. Los masajes estimulan estos canales, haciéndonos sentir más ligeros y renovados.

El masaje facial puede ralentizar eficazmente el proceso de envejecimiento, sobre todo cuando se combina con un buen tratamiento dermatológico con cremas y aceites biológicos certificados como los de NATURAL CAROL y HERBSARDINIA junto a un estilo de vida sano y equilibrado. Por eso los masajes faciales combinados con nuestro tratamiento de belleza diario, son un método natural para cuidar el rostro.

NCR_Cosmetica_Natural_Aceite_N_10_HerbsardiniaEl tacto tiene el poder de equilibrar las emociones y cicatrizar la heridas, físicas y emocionales, pero lo más importante de todo es que, a través del masaje facial, podemos comunicarnos con nuestro propio rostro y descubrir el ser bello y único que hay en nosotros. No hay nadie como tú, y nunca podrá crearse de nuevo. Esta naturaleza es única en su fuerza. Eres hermosa y el masaje facial te puede ayudar a ponerte en contacto contigo misma.

En vuestro centro de estética, vuestra especialista os podrá dar un buen masaje y asesorar de manera profesional, como Laura en el centro Córpore. De todas formas, en casa podéis empezar un despertar matutino estimulante con este masaje que activará vuestra circulación y despertará el rostro.

¡ Empezad Ya ! Y notareis la diferencia!!!

Un beso

Núria Campos

Fuente: Masaje Facial ed. Blume


MASAJE MATUTINO

  1. Siéntate en el extremo de la cama con los pies firmes en el suelo. Reposa las manos sobre el regazo y relaja la espalda, que debe estar recta. Respira despacio tres veces. Después, cuando saques el aire, cierra los ojos, Inhala y exhala despacio tres veces. En la próxima exhalación, cierra los ojos y aprieta los párpados con todas tus fuerzas. Aguanta y cuanta hasta tres.
  2. Inhala y abre los ojos. Espera tres segundos hasta que vuelas a ver con claridad; luego, espira de nuevo, cierra los ojos y apriétalos al máximo. Aguanta, cuanta hasta tres y ábrelos. Repite los pasos 1 y 2 cinco veces, asegurándote de contar hasta res cada vez que abres y cierres.
  3. Estimula los músculos faciales dándote golpecitos en la cara con las yemas de los dedos de ambas manos. Empieza por la frente y sigue hacia las mejillas, la zona de los ojos y la mandíbula. Mantén los dedos firmes y un ritmo constante y dinámico. Hazlo también en el cuero cabelludo donde puedes ejercer un poco mas de presión.
  4. Relaja los brazos a cada lado del cuerpo y respira profundamente dos veces. Después espira y levanta los hombros como si quisieras tocarte las orejas con ellos. Aguanta en esta postura y cuenta hasta cinco., luego espira y, con un golpe seco, devuélvelos a su posición normal. Asegúrate de que bajan complemente relajados y sin crear resistencia. Repite tres veces.